Los tiradores de inicio de temporada

Facebook Twitter
Los tiradores de inicio de temporada

Dentro de la comunidad se ha hablado mucho de que los tiradores actualmente jugados son inútiles (pues todos requieren de dos o tres objetos para llegar a un powerspike que, aunque eso en principio es la definición de un carry, el concepto de carry de early surge desde el lanzamiento de Ezreal y separa a los tiradores en dos categorías dependiendo de sus picos de poder y de su estilo de combate) y repetitivos (Caitlyn, Jhin, Ezreal, repetir ciclo a veces agregando a Twitch o a Vayne). Por si fuera poco, el meta de jungleros actual no es favorable para jugar el rol del carril inferior y mucho menos aún desde el lanzamiento de Camille. El parche 7.1, que se esperaba fuese un major gameplay update, fue una pequeña actualización con modificaciones a tres tiradores del juego temprano (porque aunque Ezreal aún puede hacer su construcción de early, es muy insatisfactorio en proporción a estos campeones).

Draven y Lucian fueron dos personajes genuinamente afectados por los cambios de pretemporada a la Espada Fantasma de Youmuu, a la penetración de armadura (letalidad) y al Fervor de la Batalla (que parecía ser inferior al Decreto del Señor del Trueno en estos campeones), por lo que a ambos se les buscó ese boost a su etapa más fuerte.

LucianEl kit de Lucian es interesante pues es particularmente dependiente en su pasiva (pues esta aplica después de cualquier hechizo y es lo que puede reducir los enfriamientos de E – Persecución Implacable). Tras dos nerfs históricos a esta pasivo, la curva de poder del mismo es desfasada, contemplando ahora a nivel uno el escalamiento con daño de ataque total el que anteriormente sería a nivel seis, permitiéndole hacer un 10% de daño extra en sus primeros niveles y una diferencia un poco más considerable después de comprar objetos. Si reconocemos que un jugador de Lucian se caracteriza por saber manejar de manera óptima sus enfriamientos para hacer combos hechizo-básico-hechizo-básico-hechizo-básico, la salida de daño del campeón ha sido considerablemente incrementada.

La segunda parte del cambio hace referencia a la principal fuente de daño de Lucian (sin contar ataques básicos). Q – Luz Lacerante ahora cuenta con un mejor daño base a partir de rangos altos (en realidad, desde nivel tres o cuatro del campeón dependiendo de la ruta de habilidades que se elija). ¿Cuál fue el objetivo de esto? Compensar el nerf a la penetración de armadura en líneas dos contra dos (pues la letalidad escala por nivel enemigo y en esta configuración se pierde mucha experiencia) agregando algo de daño base. Otra opción interesante pudo haber sido cambiar el escalamiento de Q – Luz Lacerante a ser con daño de ataque total en vez de extra, pero sin ajustar los números probablemente quedaría mucho más fuerte de lo que sería considerado sano en diseño de juegos.

Esto no lanza al enemigo de Thresh a ser el campeón tier uno que fue a inicios de la temporada competitiva 2016; sin embargo, sí aparece como una opción que funciona como respuesta a Caitlyn, Twitch y Vayne (y tal vez contra Jhin, dependiendo de su estilo de juego; pero tomando en cuenta algo de contexto histórico, Jhin es considerado una efectiva contraselección para este tirador y fue uno de los motivos por los que apareció en el metajuego del año pasado).

DravenDraven (o Draaaaaaaven) es no solo uno de los personajes más egocéntricos de LoL sino también uno de los campeones con más daño en los primeros niveles de una partida de League of Legends, siendo el lane bully por excelencia (y teniendo un potencial de concretar un asesinato considerablemente mayor al del resto de los campeones que caen en esa categoría). El problema con Draven ha sido que la recompensa de seleccionarlo rara vez supera al riesgo, por lo cual viene un cambio a su habilidad principal Q – Hacha GiratoriaCon runas completamente de daño físico y una espada de Doran tendría 79 de AD. Con la anterior versión de esta habilidad, un autoataque haría 114 de daño antes de reducciones a rango 1 de la habilidad. Con el nuevo formato obtendría 45 de daño extra (30 base y 15 sobre el cálculo del daño de ataque total) más los 79 de daño de ataque, logrando 125 de daño antes de reducciones por armadura. Esto escala de manera más eficiente en rangos más altos de la habilidad.

Es cierto que también se ha modificado su W – Impulso sangriento, pero esto es completamente irrelevante pues los costos de maná de Draven no son elevados para ninguna de sus habilidades, más cuando se considera que, jugado correctamente, su Q – Hacha Giratoria solo debería ser activada dos veces, dejando a Draven con todavía 316 más de recursos a nivel uno (y eso sin contar que el maná escala y su regeneración base de al menos 8.04). Si a caso este cambio será solo para poder lograr un escape tras lanzar un combo completo a nivel seis.

Cambios grandes para Draven sí son, pues es un campeón con buena sinergia con junglas de alto daño como Rengar, Lee Sin, Elise y Kha’Zix, permitiendo un inicio de juego no solo más seguro, sino también más agresivo para el campeón, empujando su curva de poder de una anterior en el juego medio a una nueva en el juego temprano, antes de si quiera considerar romper una fase de línea.

KaliEl último campeón ha sido un dolor de cabeza para el equipo de balance de Riot Games: Kalista, proveniente de las Islas de las Sombras, ve revertido el nerf del parche 6.1 a su E – Desgarrar sobre el reembolso de maná, dándole una mejor sustentabilidad en línea. Su daño total en la fase de líneas inicial también es mejorado, pues Desgarrar ahora puede tomar lanzas utilizadas durante los catorce segundos de enfriamiento a rango uno del desgarrar, que corresponde a poco más de siete lanzas más si asumimos que nunca para de atacar. El cambio no es tan grande, aunque sin duda es un apoyo. Sin embargo, Kalista sigue sufriendo del daño colateral de los parches 6.6 (donde se redujo su velocidad de ataque si su compañero no se encuentra a cierta distancia no aclarada en las notas del parche de ella) y 5.13 (donde le quitaron el 10% de su daño de ataque total solo porque sí). Es cierto que existe la ventaja de que los cambios de líneas han sido completamente erradicados del juego competitivo y un dos contra dos es lo mejor para esta tiradora; sin embargo, el estilo de soportes que se utilizan actualmente no le son los mejores, aunque se puede empezar a experimentar con Alistar y Thresh portando la maestría del Coloso.

Los cambios propuestos a los tiradores por Riot Games en esta parche sí son respetables y adecuados para aumentar la diversidad estratégica. Si el cambio que querría traer a los tiradores al meta fue el 4.10 y se sigue compensando en 7.1, ¿tendremos que esperar tres años más a la propia actualización de los asesinos?

Facebook Twitter

Comentarista y analista estadístico de eSports de tiempo completo.

Facebook Comments